miércoles, 20 de enero de 2010

DIRECCIÓN DE ACTORES: ELBA MAIRAL

La primera incorporación oficial al equipo técnico ya está confirmada. Ella es Elba Mairal. La conocí en el casting de Runner y desde el principio me cayó bien. Como actriz es perfeccionista, comprometida y muy profesional. Tiene además ese toque de excentricidad y glamour propio de las estrellas. Como persona es franca, directa y divertida. Desde luego, tanto en un caso como en otro, tiene una sensibilidad especial.

En un sólo día de rodaje ya vi que tenía muy claro lo que cada personaje tenía que transmitir, y se afanaba en matizar aspectos que para mí pasaban más desapercibidos. Lamentablemente en Figura no hay un papel protagonista para ella, pero esta vez tendré la suerte de compartir la experiencia al otro lado de la cámara.


ELBA MAIRAL: Me gusta pasar las mañanas de los domingos en un largo duermevela hasta las once o más. Suelen estar amenizadas por unas notas de radio que medio escucho con los ojos cerrados. El último domingo hablaban de un concurso o certamen literario donde se pedía a los participantes que resumieran su vida como máximo en diez palabras. Algunas eran muy buenas, recuerdo una que decía "Trabajo en los servicios públicos, me pagan una mierda", y otra que fue mi preferida: “Nací en California, después no pasó nada”.
El reportaje radiofónico me recordó que Maxi Campo me había pedido la tarde anterior que redactara algo sobre mi vida para colgarlo en este blog, e imaginé cómo resumirme en una frase. También me pidió que expresara qué significa para mí colaborar en Figura, su próximo trabajo. Me hubiera gustado que fuera él quien escribiera de mí (ya se sabe, los actores siempre tan vanidosos, buscando siempre que se hable de ellos). Pero ya que me pide que lo haga yo, pues aquí estoy.
No sé qué decir de mí aunque diré que no nací en California, sino aquí, en la capital oscense, hace ya 39 años. Funcionaria de profesión, últimamente suelo decir mucho aquello de que con este trabajo pago mis facturas, pero que verdaderamente soy actriz. Tampoco lo sé con certeza, pero sí sé que desde los 16 años me dedico al teatro, de una u otra forma me subo a esa plataforma tan apasionante que significa para mí el escenario. No tengo en esto más formación que la que me han dado las tablas y las butacas, porque para ser actriz es imprescindible ser espectadora. Cuando actúo no busco más que contar historias, comunicar, prestarle mi cuerpo a alguien que tiene algo que decir. Cuando escucho, aprendo que existen mil mundos distintos a los míos. Y en ambos casos, recibo y crezco, y siento.


Conocí a Maxi en Runner, su anterior trabajo de ficción; y ahora me pide ayuda y me ofrece un papel que nunca he desempeñado: prestarle algo de mi conocimiento en la dirección de actores para el trabajo que ha recocido en su cabeza tiempo atrás y que ahora ya tiene forma de guión. Envidio su entusiasmo y su iniciativa, me gusta trabajar con gente que sabe lo que quiere. Desde la más humilde de las posiciones, por mí no ha de quedar.
Tras escribir estas líneas y repensar un poco esas diez palabras que resumirían mi vida, casi me da vértigo decir que me sobran ocho. Valdría un sencillo “Intenté divertirme”. Eso es, Maxi, vamos a divertirnos, yo ya lo estoy haciendo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero perder un poco de mi tiempo para hablar contigo intimamente en público (espero no te importe).

Hace casi 5 años y medio que nos conocemos (exactamente 1955 dias, en 3 dias serán 5 años y medio exactos). Mucha gente dice que nunca se conoce a alguien por mucho tiempo que pase, en cierto modo lo comparto, pero si creo que hemos tenido tiempo y vivencias juntos lo suficiente como para haberme hecho una idea de como es Maxi Campo. Eres una de esas personas que "¡me tocan las narices!" (uso este vocabulario por respeto a las personas que siguen este blog y no conozco); eres muy molesto, tienes esa maldita habilidad de recordarme como me gustaría hacer muchas cosas y que nunca hago, eres capaz de hacer despertar esa envidia (no existe la sana, es un eufemismo) que le quema uno porque le hace consciente de sus propias limitaciones. Además, es la forma en que lo haces, porque encima no me queda mas remedio que sentirme orgulloso de ti... ¿como si me fuera a benefeciar en algo?... Se que hay mucha gente mejor y mucha gente mas humilde que tú, pero posiblemente, si relaciono ambas, seas el mas humilde de los mejores que conozco.

Siempre que visto cualquier cosa que haces, he podido reconocer las mismas cosas:
- Gusto
- Trabajo
- Profesionalidad
- Y la pasión con la que haces las cosas.

Di mis primeros pasos profesionales contigo en esto, posiblemente en el sitio donde mas pequeños nos hemos sentido (a nivel de ambiente creativo), sin embargo, me acuerdo mucho de esos dias, me he sorprendido alguna vez, cuando no habia manera de mantener la coherencia en un trabajo, imagnandome yendo a la sala contigua a preguntarte... "¿tu como harías esto?".

Sigue como hasta ahora Maxi, sigue dando esos pasitos, sigue mejorando en cada proyecto como has hecho hasta ahora, manten la ilusión y el cariño que le pones a todo lo que haces. Soy enormemente consciente de todo el trabajo que te lleva un proyecto así; y de que esa ilusión de la que hablo es un ingrediente diario, que a veces solo lo percibes intermitentemente, pero tu eres capaz de que luego lo disfrutemos y lo veamos en el resultado final.

Espero que algun dia lleguemos a poder participar en algo juntos, tengo mucha ilusión por ello.

Quiero mandarte mucho ANIMO y sobretodo disfruta.

Te respeto, te envidio, te quiero y lo mas importante, estoy orgulloso de que seamos amigos.

Nos vemos en el ESTRENO.

P.D. Espero la invitación gastos pagos (vuelo, alojamiento, dietas, ...)

P.P.D. VAYA CHARRADETAAAAA!!!

P.P.P.D. I wore peach, a wore min!!!

Maxi Campo dijo...

Seguro que no es para tanto, amigo. Muchas gracias to Ireland. Y mucha suerte.

ramonio dijo...

Me doy cuenta, Elba, después de leer este resumen de tus experiencias, que te falta un pequeño detalle por incluir: que en un pequeñísimo instante que compartimos, me enseñaste un grandísimo gusto por tu verdadera vocación.

Ramón (tu marido en runner).