lunes, 15 de febrero de 2010

EL CORTO DISFRAZADO DE LARGO...

Por un momento, en la reunión que he mantenido esta mañana con Ramón Día sobre la posible solicitud de financiación del corto, a surgido la duda: si el corto tiene estructura de largo, y como corto todo parece indicar que se quedará largo, ¿por qué no plantearse hacer un largo? ¿no es igual de dificil reducir la historia a la esencia que ampliarla introduciendo nuevas subtramas y enriqueciendo personajes? ¡Uf!

Teniendo en cuenta que no es lo mismo "durar bastante" que "hacerse largo", por eso a veces películas de 75 minutos se hacen largas y otras de dos horas se pasan volando, el objetivo es imprimir al corto Figura el ritmo necesario para que su duración final carezca de importancia. Creo que se puede hacer. Y hoy he aprendido, con sus consejos, algún método muy visual de análisis de guión que puede ayudarme a conseguirlo.

De la solicitud de subvención hablaremos otro día.

No hay comentarios: