miércoles, 17 de marzo de 2010

CAMINOS DE COLOR DE ROSA

Por suerte, no todos los caminos que me propongo recorrer son de color de rosa. Y lo de "por suerte" lo digo de verdad, porque eso te hace valorar más, si cabe, los momentos en los que todo va rodado, y a la gente que, desinteresadamente, presta su ayuda apenas sin conocerte.

Ayer cambié totalmente mi rutina laboral y familiar por dar prioridad a una cita con relación a FIGURA. El día de antes me habían citado personalmente y no podía poner pegas, ya que el tema para mí tiene importancia. Allí estuve yo, preparado, fuerte, con ganas, pero nadie se presentó. Espere media hora. No podía esperar más. Dejé una nota y un teléfono. Casi dos días después nadie ha llamado. No pasa nada. Mañana llamaré yo. Sé que el principal beneficiado puede ser el cortometraje. Como canta Fito:
"No voy a sentirme mal, si algo no me sale bien, he aprendido a derrapar y a chocar con la pared..."

No hay comentarios: