jueves, 10 de junio de 2010

EL ESLABÓN ROTO...

La primera grabacíón para el cortometraje prevista para el próximo martes 15 iba a ser la más sencilla. Hubiera sido tan simple como cocinar en nuestra cocina de casa y cenar en el salón. Por nuestra parte estaba ya todo listo... pero no va a poder ser. El pasillo tiene muchas puertas y la cadena de aprobaciones se ha roto en el último eslabón, precisamente el que debía resultar menos problemático.



Afortundamente, con rostro perplejo pero sin tiempo para el desánimo, hemos encontrado mesa para nuestra cena en casa de un amable vecino. Su puerta no tiene cadena y nos la ha abierto de par en par. Muchas gracias amigo, encantado de conocerle...

No hay comentarios: