miércoles, 17 de noviembre de 2010

MAKING OF CAFE CENTRAL II (1ªparte)


Aunque a día de hoy todavía tenemos escenas pendientes de grabar, el pasado domingo 24 de octubre fue el último día del grueso del rodaje de Figura.


Comenzamos el día a las nueve de la mañana en la terraza del Café Central, en Huesca. A la segunda fue la vencida, y en esta ocasión no nos llovió. (ver primer intento)


Nuestro agradecimiento a Juan Carlos Peralta y al Café Central, que abrió sus puertas y extendió la terraza expresamente para facilitar la grabación de esta escena.




A pesar de la aparente tranquilidad de la localización, algunos elementos fueron dificultando y ralentizando la grabación. Primero la música y la gente de un local de copas cercano todavía abierto, luego los trabajos del servicio de limpieza (que, por otra parte, fueron muy amables modificando su itinerario) y, finalmente el atronador tocar de campanas de la Iglesia de San Lorenzo (juraría que fueron 15 interminables minutos).



El rodaje despertó la curiosidad de vecinos y paseantes, en especial de un grupo de niños muy simpático y educado que disfrutó de gran parte de la grabación con mucho interés.





Las anécdotas extras de la mañana fueron dos. Una, la desagradable experiencia del transeúnte que tuvo a bien escupir profundidades, con volumen y ganas, a su paso por allí, a "medio metro" del micrófono y entre 4 personas, mientras estábamos grabando una toma, con lo que el estremecedor sonido del esputo quedó además perfectamente grabado. (fotograma extraído de la cámara del making of, nosotros estábamos justo en la esquina a la que se dirige a punto de escupir)


La otra sólo la "disfrutó" un miembro del equipo, y fue igualmente desagradable para todos: un coche patrulla de la Policía Local se detuvo junto a nosotros y su único agente fue muy poco valiente y elegante con la persona a la que se dirigió y también con la institución a la que representa. En fin, recuerdos...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias por mantenernos informados del desarrollo del proyecto y, también, por anotar las anécdotas nada divertidas que debéis soportar por parte de algún que otro gilipollas (vaya de uniforme o no)
¡¡Os seguimos!!
Carlos Neofato